martes, 27 de marzo de 2012

Nusch

Me fui por los clásicos... aquí va uno de Paul Eluard.

Los sentimientos aparentes.
Ligereza del acercarse.
La cabellera de las caricias.

Sin preocupación, sin sospechas.
Tus ojos se entregan a lo que ven:
Son vistos porque ellos miran.

Confianza de cristal
entre dos espejos.
Tus ojos se pierden en la noche
para añadir el insomnio al deseo.

1 comentario:

Rochies dijo...

hermoso. No lo conocía. Gracias.