martes, 5 de abril de 2011

París sin el estetoscopio

¿Cómo seguirías esta historia?, lo digo porque me dio la impresión que le faltaba una frase, o un párrafo, quizá todo un libro. Quizá todo para decir que me encantó y que es de Leopoldo Panero, el mismo del post anterior. Se animan a seguir la historia?

Recuerdas el que vivía antes en el piso de arriba y echó a su hija de casa y se oían los gritos y luego él tiró
sus muñecas al patio porque ella todavía conservaba sus muñecas y allí estuvieron entre toda aquella basura
y las miramos que no se movían y ya no se oían los gritos hasta que se hizo de noche y luego el portero
debió de recogerlas a la mañana siguiente algunas sin brazos las estuvimos mirando toda la tarde mientras
iban perdiendo forma hasta que oscureció y no pudimos verlas y luego cuando me desperté a medianoche
pensé «ya no queda nadie para vigilarlas»

1 comentario:

Rochitas dijo...

no crea que no he pensado en esas muñecas...